tantra yoga blanco (primera vez)

“Desde tiempos antiguos los humanos han notado que tienen un número astronómico de pensamientos, billones de sentimientos, millones de emociones, miles de deseos, cientos de fantasías, multirealidades y personalidades. Finalmente nuestra mente y pensamientos nos dirigen y nos atascan.Tratamos todo método disponible para liberarnos de la presión que nos está comiendo. El Yoga Tantra Blanco te permite romper a través de esos bloqueos subconscientes, para que puedas gozar de la vida. En el tiempo más corto puedes experimentar la liberación de mucha carga que llevas en tu cabeza. Obtendrás un entendimiento más profundo de ti viendo y actuando en cada momento con claridad. Este es el camino para la libertad personal y conciencia y traerá más éxito a cada área de tu vida”. - Yogi Bhajan
Hace unos días rescaté del olvido unas notas acerca de mi primera experiencia en tantra yoga blanco en octubre del 2003, la más recomendable de las prácticas yóguicas. A propósito de mis recientes descubrimeitnos en Sat Nam Rasayan, recordar las primeras impresiones yóguicas me mata de risa :)
El fin de semana pasado fui con ST a Guadalajara a un encuentro de Tantra Yoga Blanco. Una cosa locochonsisisisíma para hacer en pareja que está super chida. Cabe aclarar que no tenía ni la más remota idea de qué se trataba, sólo sabía que tenía que vestirme de blanco, que estaría con el novio yogueando por horas y horas... Desde el primer momento todo fue como entrar a la nave de los locos: el recorrido en carretera, la llegada a un ashram en Guadalajara, la práctica de Sadhana a la madrugada siguiente y finalmente el magno evento. Todo tan nuevo, tan distinto, tan interesante y tan extravagante para mí. Simplemente con estar ahí era suficiente para que me viajara durísimo deambulando entre la banda sikh, con mi propio acompañante psyco-sikh, con la banda kundalini yogui jaliciense y defeña, unos cuantos freakies, varios zombies super fans y dos que tres incautos que como yo, con cara de susto, segurito se preguntaban ¿qué rayos estoy haciendo aquí? La verdad es que me estaba divirtiendo, tanto que el evento terminó justo cuando comenzaba a contactar mi espíritu yóguico y me quedé con la sensación de too much, sumada a no haber entendido bien a bien lo que estuve experimentando. Eso sí, lo primero que pensé en cuanto me enteré que había concluido la última meditación fue "si pude hacer esto es que soy capaz de cualquier cosa". La sorpresa es que quienes lo han practicado, dicen que el efecto se percibe a posteriori y va de cuarenta días por lo menos y bueno si se va a tratar como lo que he sentido en estos dos últimos días pues se va a poner MUY loco. Luego de este viaje intensivo por Tantra Yoga Blanco surgió una cascada de la transformación que fluye y fluye. Por ejemplo, en los sueños me ha venido ocurriendo una especie de liberación del inconsciente -espero no sonar muy freudiana, drenaje es más preciso pero suena muy ajax- aunque esta es una de las principales características de mi personalidad, producto tal vez de los años en psicoanálisis y psicotrerapias diversas, me queda muy claro que con la práctica de la yoga, se intensificó y combinó deliciosamente con mi de por sí nutrida capacidad intuitiva. Me permite algo que durante mucho tiempo no lograba aprehender y es "hacerme caso", confiar en la sabiduría que se expresa cándidamente en momentos donde las tendencias y resistencias operan a otro nivel y puedes ser capaz de mirar aquello que durante la vigilia -por lo mismo- no permites o simplemente pasa desapercibido. La cuestión es que no sólo mis sueños se han puesto reteinteresantes y ya, si no que algo está haciendo en mi compresión y en mi percepción, como la posibilidad de un estado más congruente, consistente e integral. Como dijeran los mapuches: El soñar es una forma arcaica de conocer y conocerse "Yo sueño y Dios me habla en los sueños y cuando no le entiendo le pido que me lo repita y me los repite. Todo se me revela así, antes de que suceda". Este proceso va mucho más rápido que mi posibilidad concreta de transformación y es cuando se vuelve un tanto exótico, lo curioso es que frente a las cosas que ocurren opera una sensación de anticipación. Está muy muy loco... es como si me hubieran administrado una dosis condensada de destop para el inconsciente! Me siento rara escribiéndolo pero pienso que es como si hubiese tomado una sesión única e intensiva de las terapias de dos o más años. Bueno no me clavo pues no quiero sonar demasiado azotérica ni ridícula pero sí, me siento MUY diferente. Mientras eso pasa pues seguiré yogueando y comiendo frutas y verduras. set/03 Con el tiempo me enteré que el Tantra Yoga Blanco consiste en una práctica ancestral curativa que limpia los bloqueos del subconsciente patrones negativos de pensamiento, permitiéndonos tener una mejor calidad de vida. Este año no fui a Guadalajara, sin embargo me siento profundamente bendecida porque hoy descubro que esta primera experiencia -tan intensa- fue la plataforma que me brinda la oportunidad de sostener hasta ahora mi práctica y compromiso con Kundalini Yoga.

Comentarios

Anónimo dijo…
como eso de hacer parejas?
en el tantra, me explicas, y quien es tu novio? o como eso de estar con el novio yoguiando, necesito llevar novio si es que llego a asistir a un tantra blanco?

saludos
amanda 18 años
Valecita_g dijo…
Hola, me llamo Valeska y vivo en Chile. Yo practico kundalini yoga desde el 2004 y me encanta, leí lo que escribiste de tu experiencia del tantra blanco del yoga y de hecho lleuge a tu bolg porque estaba buscando información respecto al tema. Entendí mucho como te sentiste porque yo hace una semana que fui a un taller de yoga y me sentí muy parecido.

ojala pueda poseatme ami bolg,

cariños

Entradas populares